Fijar el precio de una casa de forma inteligente: Valorar con datos mejor que con la emoción e intuición

Para realizar el calculo debes dejar a un lado aspectos emocionales y factores personales, este proceso debe centrarse solo en criterios técnicos y objetivos. Esto no es sencillo y lo sabemos, es por lo que siempre aconsejamos consultar y asociarse con profesionales en la gestión inmobiliaria.

No hay que olvidar que la percepción del vendedor y la del comprador pueden ser muy diferentes, incluso estar en las antípodas una de otra. El objetivo principal, el más valioso debe ser el de trasladar conocimiento, profesionalidad y crear el ambiente de confianza para ambas partes (vendedor y comprador), esto se logra realizando un trabajo de “Valoración Comercial” profesional. Esta es la clave para que la vivienda no se estanque durante meses en el mercado.

Nuestros consejos importantes para fijar el precio de una propiedad

1. NO INFLAR EL PRECIO

A la hora de valorar la casa, la primera intención, casi subconsciente, tal vez sea la de fijar un precio superior al real con la esperanza de conseguir un buen beneficio. Es un error que se puede acabar pagando caro. La permanencia de una vivienda durante mucho tiempo en el mercado inmobiliario juega siempre en su contra, por ejemplo, si se produce un ajuste de precios.

Hoy en día, los compradores tienen a su alcance mucha información. Por ello, conocen los precios de mercado y no dudan en comparar al detalle antes de elegir. Adecuarse a esos precios será la clave para vender con rapidez.

2. TENER CLARO QUE NO SIEMPRE SE RECUPERA TODO LO INVERTIDO

Una cosa es el valor sentimental de una vivienda y otra el real. Es posible que en el pasado se realizara una gran inversión para reformarla y adaptarla a los gustos y necesidades particulares, este es uno delos argumentos mas frecuentes en los propietarios de viviendas de segunda mano en venta. Pero las circunstancias del mercado son muy variables y la mente delos compradores también.

El precio del inmueble no es la suma de lo que se pagó por él, las mejoras realizadas y el incremento del coste de la vida, influyen otros muchos factores, la mayoría técnicos. El mercado inmobiliario es un mercado heterogéneo y en constante cambio y puede darse el caso de que el precio de la vivienda haya experimentado una depreciación.

Uno de los aspectos básicos con los que nos encontramos en la gestión de venta de propiedades de segunda mano, es la personalización de estas, “cada persona tiene el suyo”. Por lo que cabe la posibilidad de que los compradores no valoren en la misma medida las reformas realizadas y prefieran una vivienda que puedan adaptar a su gusto. O, simplemente, que ha pasado el tiempo y aquellas mejoras que se hicieron hayan quedado obsoletas o pasadas de moda, muy frecuente.

Por ello, es importante ser consciente de que no siempre será posible recuperar todo el dinero invertido en la vivienda. Al menos si lo se quiere vender con rapidez.

3. AJUSTAR EL PRECIO CUANDO SEA NECESARIO

A pesar de todo, acertar a la hora de fijar el precio de una casa no siempre es sencillo ni se consigue la venta tan rápido como se desea. La flexibilidad es otra cuestión fundamental.

Está claro que en periodos de recesión económica hay que estar abiertos a ajustar el precio del inmueble a la baja. Pero incluso cuando el mercado sea favorable a los vendedores  (porque haya escasez de oferta de viviendas) por ejemplo, es una posibilidad que no se debe descartar si la cantidad que ofrece un comprador se acerca bastante al precio de venta objetivo.

Empeñarse en mantener un precio superior al de mercado solo hará perder oportunidades de venta. Y, al fin y al cabo, un inmueble vacío es un gasto y el riesgo de que una situación sobrevenida complique el cierre de la operación.

4. APOYARSE EN DATOS OBJETIVOS: TASACIONES PROFESIONALES

Hoy en día, existen herramientas online de enorme utilidad para ayudar a fijar el precio de una casa con criterios puramente objetivos. La mayoría de portales inmobiliarios cuentan con una herramienta gratuita con laque es posible obtener una aproximación a la valoración con solo introducir unos datos básicos.

Estas herramientas digitales emplean esa información y datos del mercado inmobiliario de la zona donde se encuentra el inmueble. Junto a ello, un algoritmo específico selecciona los testigos con los que comparar y determinar un valor. Pero con frecuencia estos cálculos están contaminados y no se ajustan a la realidad, demasiadas viviendas repetidas, clonadas, un porcentaje de viviendas gestionas por no profesionales y no ajustadas a criterios, como consecuencia una valoración distorsionada que se sumara a otras tantas, por lo que se suma y puede llegar a distorsionar la realidad.

5. LA CLAVE: EL ASESORAMIENTO DE PROFESIONAL

Los profesionales cuentan con experiencia y un profundo conocimiento del mercado y de su evolución, la gran mayoría de profesionales inmobiliarios han recibido formación específica en cada área, incluso algunos se han especializado en áreas como es la Valoración / Tasación. Por esa razón, nadie mejor que ellos para “Valorar” y adoptar el precio de una casa según el momento actual, calidades, antigüedad, ubicación, etc. Según las previsiones y dejando a un lado aspectos subjetivos que pueden retrasar la venta.

Además, siempre pueden ayudar a resolver dudas y a tomar decisiones. También realizar el seguimiento de todo el proceso de venta, plantear las estrategias estrategia de marketing para agilizar la venta y preparar la documentación necesaria.

Contar con un buen profesional inmobiliario es la mejor delas opciones, ahorraras tiempo, sobresaltos y ganaras en tranquilidad y dinero.

En NEWHOUSESPAIN te ayudamos a valorar tu casa con objetividad para agilizar el proceso de venta y también a darle visibilidad en el mercado. No dudes en usar nuestra herramienta gratuita de valoración de inmuebles y silo deseas nos puedes consultar para analizarla y ajustar distorsiones.

Desde1985 ayudamos a compradores y vendedores.

VALORACIONES:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba